La tradición del caga tió es una de las más populares en Cataluña durante la época navideña. Se trata de un tronco de madera que se adorna y se alimenta durante varias semanas hasta que finalmente «caga» regalos y golosinas para los niños. Si quieres aprender cómo hacer tu propio caga tió, sigue estos 7 pasos.

1. Obtener un tubo de cartón

El primer paso para hacer un caga tió es conseguir un tubo de cartón lo suficientemente largo como para representar el cuerpo del tronco. Puedes encontrar estos tubos en tiendas de manualidades o reciclar uno de tus propios envases.

2. Cubrir el tubo de cartón con papel marrón

Una vez que tengas el tubo de cartón, es hora de cubrirlo con papel marrón para simular la corteza de un tronco. Puedes utilizar papel de regalo o papel kraft para este paso. Asegúrate de pegar bien el papel alrededor del tubo para que quede bien ajustado.

Relacionado: Instrumentos musicales de Navidad: Los más típicos para estas fiestasInstrumentos musicales de Navidad: Los más típicos para estas fiestas

3. Dibujar y decorar la cara del tió en papel marrón

Con el tubo de cartón ya cubierto, es hora de dibujar y decorar la cara del caga tió. Utiliza papel marrón para recortar la forma de la cara y luego dibuja los ojos, la nariz y la boca con un rotulador. Puedes ser tan creativo como quieras en esta etapa, añadiendo detalles como cejas, mejillas sonrosadas o incluso una barba.

4. Pegar los ojos, la nariz y decorar la cara con un rotulador

Una vez que hayas dibujado la cara del caga tió, es hora de pegar los ojos y la nariz. Puedes utilizar ojos de plástico o simplemente dibujarlos en papel y pegarlos. Luego, utiliza el rotulador para añadir detalles a la cara, como las cejas, los pómulos y la boca. Recuerda que el caga tió es una figura simpática, así que asegúrate de que su expresión sea amigable.

5. Pegar la carita en el tubo de cartón

Una vez que hayas terminado de decorar la cara del caga tió, es hora de pegarla en el tubo de cartón. Utiliza pegamento o cinta adhesiva para asegurar la carita en su lugar. Asegúrate de que esté bien centrada y que no se desprenda fácilmente.

6. Hacer una barretina con papel rojo y pegarla en el tió

La barretina es un sombrero tradicional catalán que no puede faltar en el caga tió. Para hacer una barretina, simplemente corta un trozo de papel rojo en forma de triángulo y dóblalo por la mitad. Luego, pega la barretina en la parte superior del caga tió, justo encima de la cara. Asegúrate de que esté bien sujeta para que no se caiga.

Relacionado: ¡Aprende cómo cambiar el color de un mueble oscuro a claro!¡Aprende cómo cambiar el color de un mueble oscuro a claro!

7. Hacer dos patitas delanteras con palitos de madera y pegarlas en el tió

Para darle un toque más realista al caga tió, puedes hacer dos patitas delanteras con palitos de madera. Simplemente corta dos palitos de madera de igual longitud y pégalos en la parte inferior del tubo de cartón, justo debajo de la cara. Esto le dará la apariencia de tener patas y completará la figura del caga tió.

Una vez que hayas completado estos 7 pasos, tu caga tió estará listo para ser alimentado y esperar a que llegue la noche de Navidad. Recuerda que durante las semanas previas a la Navidad, se debe alimentar al caga tió colocando pequeños regalos, golosinas y alimentos en su interior. Los niños pueden cantar canciones tradicionales mientras le dan golpes suaves con un palito para «animarlo» a que cague los regalos.

Después de la noche de Navidad, cuando el caga tió haya «cagado» todos los regalos, es costumbre conservar las cenizas del tronco como un amuleto de buena suerte para el próximo año. También se puede atizar el fuego del caga tió para que vuelva a arder y así simbolizar la renovación y la prosperidad.

Recuerda que el caga tió es una tradición que representa la abundancia y la acción familiar. Cada familia y cada zona puede tener su propia forma de hacer cagar al tió, así que no dudes en adaptar la tradición a tus propias costumbres y preferencias.

Relacionado: Barnizar una puerta sin quitarla: pasos fáciles y rápidosBarnizar una puerta sin quitarla: pasos fáciles y rápidos