En la vereda de Juntos ya se juega la carrera por la Provinciaº

A puertas cerradas, en Juntos se agravan las internas: Vidal, relegada por su “pase” a CABA, pone a jugar a Ritondo, mientras que el armado territorial del PRO teje la estrategia para salir a marcarle la cancha. En el medio la UCR, que no quiere ser “furgón de cola”.

Diseno-sin-titulo-1536x864

Con los focos y las luces apuntando a la vitrina oficialista, en Juntos aprovechan el marco de un Gobierno que no para de dar traspiés, y comienzan a desatar una feroz interna, la cual puede dejar varios heridos de cara a las elecciones del 2023.

En ese sentido, la Gobernación es una de las máximas aspiraciones para los dirigentes de Juntos, quienes creen que existe un panorama que sopla viento a favor, sobre todo después de haber obtenido los resultados contundentes que arrojaron las elecciones legislativas del 2021

Sin embargo, hay tres frentes que ya comienzan a rasgarse las vestiduras. Sin dudas, la injerencia sorprendente de Cristian Ritondo en el territorio de la Provincia, dejó a muchos con algunas muecas de interrogantes. La ex gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, ahora relegada no sólo por la sociedad bonaerense, sino también por propios dirigentes provinciales, la puso a armar detrás del telón.

Y allí aparece el nombre de Ritondo, como una figura capaz de disputar aquellos dirigentes del “peronismo republicano” o descontentos con la gestión frentetodista. El ex ministro de Seguridad bonaerense, comenzó de manera introvertida a tantear el terreno, mostrándose en localidades del interior de la Provincia, y apareciendo en algún que otro municipio del conurbano

Sin embargo, conforme pasó el tiempo, el ladero de Vidal apretó el acelerador a fondo y hasta desafió a aquellos dirigentes del PRO que ya tienen un armado propio en sus localidades, como por ejemplo al intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, a quién dicen que lo tomó por sorpresa el lanzamiento del espacio ritondista en su jurisprudencia.

Ni lento ni perezoso, Galli tuvo que salir hacer frente y demostrar su músculo electoral que lo llevó a ser elegido como jefe comunal, aunque le costó más de lo pensado, teniendo en cuenta que su imagen se encuentra en el centro de la escena por un posible caso de corrupción dentro de su gestión municipal.

No es casualidad que Ritondo haya ido 350km a plantar bandera, así como tampoco es casualidad, que haya salido a jugar en Quilmes, un distrito que ve como pasa desapercibido el nombre de Martiniano Molina, y para el cual no tendría mayor impedimento que intrometerse.

La frutilla del postre se coronó este viernes, en Moreno, donde el actual diputado Nacional hizo una especie de “lanzamiento” encubierto, y juntó a diferentes referentes de la Primera y Tercera sección electoral de la Provincia, con Walter Lanaro, Alex Campbell y Noelia Ruiz como principales alfiles

Juntos, pero no tanto


En un hartazgo acumulado por ver cómo arman las candidaturas desde el otro lado de la General Paz, la tropa intendentista del PRO, encabezada por Julio Garro y Nestor Grindetti, se decidieron a pisar fuerte en la competencia por el sillón de Gobernación.

Y allí se conformó “Hacemos”, un espacio orientado a convocar a todos los “descontentos” del frente oficialista, pero sobre todo, a fortalecer el armado de aquellos “sin tierra”, o referentes políticos que han perdido sus lugares en sus diferentes distritos, como por ejemplo, Ramiro Tagliaferro en Morón, Gastón di Castelnuovo en Ituzaingó o Lucas Delfino en Hurlingham.

De aquí, fuentes de Hacemos dijeron a CodigoBAIRES que “nosotros no vamos a ir a armarle rancho a parte a los intendentes que están dentro de Juntos o el Pro”, en una clara alusión a la jugada que planea Ritondo.

Además, para contrarrestar la exposición del equipo vidalista, Hacemos prepara un lanzamiento oficial con bombos y platillos, para el 22 de abril en la localidad de Lobos donde se presentarán los ejes de trabajo y se buscará “persuadir” a los justicialistas excluídos.

No hay que olvidar que este último armado fue el que le permitió a Diego Santilli ganar las elecciones legislativas del año pasado, el cual le aportó estructura, gestión y votos, algo que desde CABA no tienen ni por asomo.

Allí está entonces, el reclamo legítimo de los popes amarillos en Juntos, quienes pretenden dejar de ser una simple estructura y empezar a comandar el barco, sobre todo destacando que hace ya un tiempo prolongado que el PRO domina puntos importantes del territorio, como Mar del Plata, Bahía Blanca, Tres de Febrero, La Plata, Lanús, Pinamar, San Nicolás, Pergamino, entre otros.

En esa disputa se abre el interrogante de un Horacio Rodríguez Larreta que ve como se disipa cada vez más su intención de instalar, sin sobresaltos, al colo Santilli como el próximo candidato a Gobernador.

No estamos para ser furgón de cola


El discurso de Facundo Manes, que cerró el Congreso Provincial Radical, realizado en La Plata el 12 de marzo, resonó en todos los espacios de la UCR, los cuales sacan pecho por los votos obtenidos en las últimas elecciones legislativas.

De hecho, probablemente Juntos no hubiese sido la coalición triunfante, si la UCR y Manes (en una jugada inteligente), hubiesen aportado los votos que sacaron, sobre todo en el interior de la Provincia. “Ya no tenemos que ser furgón de cola, ahora nos toca liderar” dijo el diputado Nacional, en el cierre de su discurso.

El radicalismo entonces se planta en una discusión similar a la que sucede con el PRO: Desde CABA llegan directivas que no son coparticipables. De hecho, en el día de hoy, Martín Tetaz (un dirigente de la UCR porteña) se mostró junto a Cristián Ritondo, recorriendo La Matanza.

Ya desde el Foro de Intendentes Radicales, en la última sesión del año legislativa donde se trató la reelección indefinida, expresaron a viva voz que “Vidal no es nuestra jefa”, marcando las diferencias “irreconciliables” con la ex Gobernadora.

Por ahora, el presidente de la Unión Cívica Radical, Maximiliano Abad, no ha salido a confrontar ni mostrar reglas claras en el juego, sin embargo quien lo hace cada vez que sale a declarar es Manes, que intenta despegarse lo más que puede del PRO, aludiendo a una “nueva Argentina”.

Todo esto, sin dejar pasar por alto que en algunos municipios ya se comienzan a sentir las rispideces: En la ciudad de La Plata, el concejal de la UCR, Diego Rovella, salió a confrontar con el intendente Garro, y le reclamó por el “diálogo y el funcionamiento de la gestión”.

Recién comienza el partido, y la contienda todavía es larga, pero cada espacio juega sus fichas, y a contraposición de lo que se quiere instalar, Juntos puede tener una de las internas más jugosas y letales de el 2023.

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar