Belliboni: “A 20 años de la masacre de Avellaneda tenemos una nueva ofensiva contra el movimiento piquetero que gana las calles contra el hambre y el ajuste”

Politica 29 de junio de 2022 Por Que Pasa Ciudad
Este mediodía se realizó el acto a los 20 años del crimen de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en la represión del 26 de junio de 2002. Con la consigna “la masacre de Avellaneda es un crimen político”.

Belliboni

El acto denunció las responsabilidades políticas y materiales en estos asesinatos y la lucha contra la impunidad: uno de los mayores responsables de estos crímenes, Aníbal Fernández, es hoy Ministro de Seguridad. Además, denunció el ajuste que descarga el gobierno contra los trabajadores, el crecimiento imparable de la pobreza, la inflación, la miseria salarial, en los programas sociales, la precarización y el recorte en los alimentos para los comedores populares. En esa línea, denunció la criminalización y persecución a los luchadores, como la otra cara de la moneda del ajuste y reclamo por el fin de la persecución, el desprocesamiento de Copello y Chorolque y la libertad de Arakaki y Ruiz.


En ese sentido, denunció la ofensiva contra el movimiento piquetero a la que asistimos en estos días, promovida por distintos sectores de todo el arco político, el empresariado y los medios de comunicación. Y repudió la persecución judicial del fiscal Marijuan con Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, y Gabriel Solano, diputado de CABA por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, cuyo objetivo no es otro que es estigmatizar y criminalizar a las organizaciones que luchan contra el hambre y el ajuste y bajar aún los miserables salarios que cobran enormes sectores de la clase trabajadora. En esa orientación, se criticaron los ataques de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Mañana, 11h, Eduardo Belliboni y Gabriel Solano brindarán una conferencia de prensa frente a Comodoro Py donde se presentarán a rechazar la falsa denuncia hecha por el Fiscal Marijuan.

Eduardo Belliboni, dirigente del Partido Obrero y del Polo Obrero, dijo: “Hace 20 años el gobierno lanzó un operativo represivo que terminó en los crímenes de Kosteki y Santillán para enfrentar al movimiento piquetero que no se alineaba bajo el control del Estado y seguía reclamando contra el hambre y la pobreza. Hoy, el gobierno está decidido a hacer pasar el ajuste contra los sectores populares y por eso el ataque que recibe el movimiento piquetero. El reclamo por los derechos de los trabajadores, por salario y por trabajo, enfrenta toda la política del gobierno que tiene como única base el ajuste fondomentarista contra los trabajadores. Si se refuerza la organización independiente de los trabajadores es por las frustraciones con quienes gobernaron estos 20 años, de todos los colores políticos. Frente a los responsables de la crisis, luchamos por nuestras condiciones de vida y por una salida propia de los trabajadores a la crisis.”

Gabriel Solano, dirigente del Partido Obrero y legislador de la Ciudad de Buenos Aires, dijo: “Las declaraciones de Cristina Fernández son una embestida contra las organizaciones independientes y parte del ataque al movimiento piquetero, como hicieron los K durante la década menemista en Santa Cruz. Lo que promueve Cristina Fernández es recuperar el control social de la población empobrecida ante el resquebrajamiento del control del PJ y el marcado protagonismo que juega ahí la izquierda. Por su parte, Cristina Fernández es una de las responsables de la crítica situación social en que se encuentran los trabajadores en Argentina. El reclamo de la reducción de los planes sociales la inscribe en la línea de los pedidos del FMI. La pelea del Partido Obrero es, por el contrario, construir un movimiento popular socialista y seguir organizándonos y luchar por una salida de los trabajadores a la crisis.”

Néstor Pitrola, dirigente del Partido Obrero, dijo: “El asesinato de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki fue una operación represiva preparada por el Consejo de Seguridad de un gabinete de unidad nacional que integraban peronistas y radicales. El objetivo era golpear al sector que no se había integrado a la cooptación del Estado y organizaba a millones de desocupados y garantizar los negocios y la regimentación de las grandes víctimas de la megadevaluación, los trabajadores. A 20 años, seguimos luchando contra la impunidad -Aníbal Fernández no solo está impune, sino que es ministro de Seguridad- y por la libertad y la absolución de César Arakaki y Daniel Ruiz, el desprocesamiento de Sebastián Copello y Juan Chorolque y de todos los compañeras y compañeros perseguidos. Hoy la Unidad Piquetera muestra la vigencia del movimiento piquetero y de sus reclamos por trabajo y salario, contra el hambre y la pobreza. Porque también son 20 años que bajo todos los gobiernos perdimos los trabajadores. Y que ilustran la necesidad de una salida de los trabajadores a la crisis.”

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar