La última foto de Isabel II: las razones detrás de su mano con moretones

Mundo 09 de septiembre de 2022 Por Que Pasa Ciudad
Un hematoma se observó en la mano derecha de la monarca el 6 de septiembre y alarmó sobre su estado de salud.

x517503.jpg.pagespeed.ic.Q1WFJM_OZm

La última foto de la Reina Isabel II fue el 6 de septiembre junto a la primera ministra británica, Liz Truss. En la imágen, un hematoma en su mano derecha captó la atención de todos. Poco antes de esto, había trascendido que la salud de la monarca se había deteriorado como consecuencia del coronavirus que padeció en febrero de este año.

 
La nueva primera ministra del Reino Unido tuvo que viajar hasta Escocia, debido a que Isabel no se encontraba en condiciones de trasladarse hasta Londres. Luego del “apretón de manos”, el Palacio de Buckingham difundió una foto del con la Reina Isabel II: justamente, esa imagen, es la que preocupó a muchos seguidores.

En tanto, el doctor José Manuel Viudes, clínico neumonólogo y gerontólogo (MN 92965), contó a Infobae que lo la tonalidad de la mano “parece fragilidad capilar. Después los 70 años y por encima de los 80, sobre todo, las venitas de la piel se rompen con mayor facilidad y producen hematomas en los adultos mayores; sobre todo si toman aspirina que la mayoría de los adultos mayores con problemas cardiovasculares están tomando aspirina o puede estar anticoagulada por problemas cardiovasculares”.

Su estado de salud


Con 70 años de reinado, fue la soberana más longeva de la historia de Reino Unido. Siempre gozó de buena salud, hasta este año, que lentamente comenzó a cancelar eventos, actos y viajes.

En 2022 se contagió de COVID-19. Fue en febrero y lo pasó con síntomas leves, aunque la monarca confesó poco después de dar positivo que se había quedado exhausta tras la infección.

En junio de 2022, la reina se perdió varias de sus festividades del Jubileo, que celebró sus 70º aniversario en el trono debido a problemas de salud. Ya entonces, en los festejos que se hicieron en su honor, fue sustituida por sus hijos y nietos, y en los actos en los que sí aparecía dejó patente su debilidad.

Por otro lado, la reina había sufrido un profundo impacto psicológico cuando el 9 de abril del año pasado murió su esposo, el príncipe Felipe, a los 99 años. Poco antes había sido hospitalizado y sometido a una intervención cardíaca. 

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar