Dónde habitan las "arañas de rincón" y cuáles son los síntomas ante una picadura

Actualidad 19 de octubre de 2022 Por Que Pasa Ciudad
La doctora y toxicóloga Claudia Moreno (MP. 26737/7) habló con Cadena 3 para explicar qué pudo haber sucedido con la beba que murió tras ser picada por este insecto y brindó precisiones.

Conmoción en Buenos Aires
 

arañas de rincón

Una beba de un año y medio murió en un centro de salud de la ciudad bonaerense de Junín tras ser picada por una araña loxosceles, conocida como "araña de rincón". El triste desenlace generó conmoción en Buenos Aires.

La mamá de la pequeña fue tres veces a la guardia de un centro de salud y recién a la última consulta los médicos pudieron comprobar que sufría envenenamiento por la picadura de este tipo de araña.

La doctora y toxicóloga Claudia Moreno (MP. 26737/7) habló con Cadena 3 para explicar lo que pudo haber ocurrido, cuáles son los síntomas para sospechar de una picadura, dónde es frecuente encontrar este insecto y cuál es el tratamiento para evitar que la situación se agrave.

"La araña loxosceles es conocida como “de rincón” pero también llamada "asesina" por tener un veneno que es tóxico. Generalmente está en el ámbito domiciliario y puede ubicarse detrás de los cuadros", explicó. También pueden encontrarse en aberturas o grietas, paredes sin revocar, muebles antiguos sin limpiar o en una biblioteca con suciedad".

La araña de rincón se trata de una especie muy habitual en Argentina.

Según explicó la doctora, en el caso de un bebé es muy difícil determinar si sufrió una picadura. "El niño puede llorar sin motivo y eso es lo que debe llamar la atención. El problema es que fue picado y las familias no ven a ningún insecto, entonces le restan importancia al tema".

La especialista sugiere que, ante un llanto importante sin ninguna causa, hay que sospechar que hubo un insecto o arácnido que está interviniendo. Y puntualizó: "Al principio no se ve la picadura porque son arañas muy pequeñas, de tres centímetros. Podemos notar la picadura a las horas de haber sucedido, pero de primera instancia es muy difícil".

Si un bebé sano no sufrió algún golpe, puede ser motivo para pensar que pudo haber sido picado. Moreno explicó que tanto los niños como los adultos mayores son grupos de riesgo al tratarse de un veneno necrotizante, hemolítico y coagulante que rompe los glóbulos rojos.

También se refirió a la gravedad o no del envenenamiento para estar alerta. "La mayoría de los casos en las picaduras son de tipo cutáneo. Producen dos tipos de envenenamiento: uno local, en piel. Pero puede evolucionar a uno generalizado que se llama visceral hemolítico".

En la mayoría de los casos, detalló Moreno, queda en un envenenamiento local donde se produce una roncha con edemas, áreas rojas o moretones. "Ante la duda o sospecha de una picadura, uno tiene que revisar los casos tanto de adultos como de niños porque no sabemos cómo puede avanzar".

Ante la duda, la toxicóloga sugirió recurrir a las guardias de los centros de salud. "El paciente queda en observación, se le controlan los signos vitales, se le realizan estudios de laboratorio y, en caso de signos de envenenamiento, hay que colocar el suero específico que neutraliza el efecto del veneno en el organismo".

Y puntualizó: "Son sueros específicos que produce el Instituto Malbrán, pero que lo tienen hospitales grandes o de referencia. Hay tiempo para colocar el suero, pero en el caso del bebé de Junín evolucionó hacia un cuadro generalizado que lo llevo a la muerte".

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar