Crimen de Fernando Báez Sosa: declaran los forenses en el juicio a los rugbiers

Actualidad - Policiales 09 de enero de 2023 Por Que Pasa Ciudad
La segunda semana del juicio a los 8 rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa tendrá como eje central la prueba forense desarrollada a lo largo del expediente.

Rugbier Fernando Baez Sosa

Tras finalizar la primera etapa, la segunda semana del juicio a los 8 rugbiers acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa comienza este lunes y tendrá como eje central la prueba forense desarrollada a lo largo del expediente.

Precisamente, luego de escuchar en las primeras jornadas a los padres de Fernando Báez Sosa, sus amigos y a los testigos presenciales de la golpiza, este lunes será el turno del autor de la autopsia al cuerpo, Diego Duarte, de declarar en el Tribunal N°1 de Dolores, donde se desarrolla el juicio.

En detalle, el resultado de cada golpe de puño y patada que recibió Fernando Báez Sosa, principalmente en la cabeza y el abdomen, fue registrado en el estudio realizado en la morgue del Hospital de Pinamar el mismo día del crimen, 6 horas después del fallecimiento de la víctima a manos de los rugbiers. 

En el estudio, se constataron lesiones internas y externas, un testimonio de la ferocidad del ataque que Fernando Báez Sosa sufrió aquel día. Justamente, el médico Duarte identificó un traumatismo severo de cráneo, un golpe en la cabeza que le provocó sangrado interno, que desembocó en la muerte inmediata de la víctima. 

En términos del expediente, el doctor que lo atendió aseguró que Fernando Báez Sosa “habría fallecido por paro cardíaco, producido por “shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo” que causó una “hemorragia masiva intracraneana intra-parenquimatosa sin fractura ósea”.

“Fernando Báez Sosa sufrió un traumatismo cerrado de abdomen, hematomas en intestino grueso producto de múltiples traumatismos cerrados, múltiples escoriaciones y equimosis en región maxilar y cara lateral de cuello, entre las que se distinguen dos improntas de pie calzado”, detalló el doctor Duarte en el informe médico forense.

Es decir que, a Fernando Báez Sosa literalmente le quedó la marca de la zapatilla en la cara. De acuerdo a la investigación, uno de los rugbiers, Máximo Thomsen, habría sido quien le dio esa patada al joven ya en el suelo de la Avenida 3 frente al boliche Le Brique. 

Además, los peritos del caso lograron dar con la zapatilla chata y negra que usaba Thomsen en ese momento y cuya suela quedó grabada en el rostro de Fernando Báez Sosa, la cual encontraron en el allanamiento realizado en Villa Gesell.

Justamente, el calzado estaba entre 19 pares en la casa de Villa Gesell donde los rugbiers fueron arrestados por la DDI, tras el homicidio que fue registrado en video por los propios asesinos, en un hallazgo que resultó clave en la causa.

Por otro parte, otros forenses y especialistas citados para la audiencia de este lunes son la médica que llegó en ambulancia al lugar del hecho, Carolina Giribaldi, y la patóloga forense Silvana de Piero que hablará del estudio histopatológico. 

También, la médica Patricia Gómez describirá las lesiones de los rugbiers imputados, citada por los fiscales y la querella, mientras que el galeno Alejandro Verlatsky detallará las muestras sanguíneas de los acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.

Fernando Báez Sosa: qué pasó en la primera semana del juicio 


En este contexto, el juicio contra los rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen, Luciano, Ciro y Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz, Matías Benicelli, Enzo Comell y Blas Cinalli, comenzó el pasado lunes con la declaración de 47 testigos.

En ese sentido, la mayoría de los declarantes complicaron a Thomsen, dado que al menos una decena lo ubicó la noche del crimen mientras pateaba a Fernando Báez Sosa en la cabeza. Por otro lado, en la última jornada, se reveló el misterio de la zapatilla del rugbier que marcó la cara de la víctima.

Finalmente, los dos oficiales que participaron del allanamiento en el chalet que los rugbiers imputados alquilaron en Villa Gesell, Mariano Orlando Vivas y Hugo Martín Vázquez, sostuvieron que Máximo Thomsen dijo en voz alta que la zapatilla pertenecía al remero de Zárate, Pablo Ventura.

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar