Aramayo: "Más Concejales de Bien Común son más trabas para el desarrolló de nuestro distrito"

El presidente del HCD, Nicolás Aramayo, analizó las últimas declaraciones del vecinalismo y manifestó que: “Como suele suceder en tiempos electorales, el partido Bien Común a través de sus candidatos, el Sr. Delle Donne y la concejal Liliana García, tergiversan la realidad y quieren denostar el trabajo de años que se hace desde nuestro espacio político”.

El candidato a primer concejal de Juntos también señaló que: “No se tomaron el trabajo de comparar cómo estaba Coronel Rosales antes de que gobierne el intendente Uset, o bien, por sus intenciones electorales, parece no importarles. Esta actitud no nos sorprende ya que responde al fiel estilo del partido Bien Común que se caracteriza por volver sobre temas ya debatidos, explicados y analizados tratando de generar nuevamente dudas y malestar. Sobran ejemplos de este mecanismo distintivo, la semana pasada, fue con la producción local de asfalto; luego reiteraron que el Departamento Ejecutivo realiza mal la obra de pavimento en la Nueva Bahía Blanca”.


En cuanto al funcionamiento del espacio vecinalista en el Concejo, Aramayo destacó que: “En cada decisión referida al desarrollo de nuestra ciudad, prefieren votar en contra o bien abstenerse. Esto no es sólo una expresión, la ciudadanía tiene que saber que más concejales de Bien Común son más trabas para el desarrollo del distrito. Para citar algunos: Criticaron la llegada del SAME; no votaron la compensación de gastos en salud en ejercicios anteriores; el presidente del bloque, Hugo Schamber, organizó ´un abrazo´ cuando se quería iniciar la remodelación del Parque San Martín; no aprobaron la remodelación del Boulevard Avellaneda que fue un pedido de los vecinos del sector ni la del Parque Sarmiento, criticando la pista de Skate. Además, recordemos que no aprobaron la Ley de Responsabilidad Fiscal que, durante la gestión de Vidal, fomentaba la reducción de gastos y limitaba el endeudamiento, entre otros puntos”.


“Por todo ello, nos vemos en la obligación de hacerles saber a los vecinos que la campaña de Bien Común se basa en la crítica destructiva y en acciones inviables. Este espacio no busca generar consenso ni con sus pares ni con el Departamento Ejecutivo”, explicó.


Para finalizar, Aramayo expresó que: “Hoy, el partido de Bien Común, disfrazado de  vecinalismo, es funcional al gobierno de Alberto Fernández. En primer lugar, porque su referente máximo, Daniel Medina, es funcionario nacional y, en segundo lugar, porque apoyan a una diputada provincial que pertenece al Frente De Todos. Asimismo, su primer candidato también es kirchnerista. Esto nos abre el interrogante de si en el 2023 tendremos más concejales kirchneristas de lo que los rosaleños piensan”.

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar