Grabois tuvo que pedir perdón a Cristina y a Máximo por tratarlos de millonarios

Después de decir que le hace "ruido" el patrimonio de la familia Kirchner y considerar que tienen "los usos y costumbres de la burguesía argentina" con el manejo de su patrimonio, Juan Grabois salió a pedirles disculpas.

"Cualquier desigualdad me hace ruido. Por eso milito. Me hacen ruido mis propios privilegios. Me hace ruido este sistema. Me hace mucho ruido la mala leche de la prensa que recorta, desdibuja, tergiversa cualquier declaración para hacer ruido y hacer daño", comenzó su descargo el dirigente social en la red social Facebook, alineado nuevamente al kirchnerismo que edita las noticias.

En la misma aseguró que sus palabras se usaron "para dañar -otra vez sopa- a Cristina y Máximo Kirchner". "Me disculpo con ellos y con todos los compañeros de nuestro campo político-social", declaró Grabois en un sentido y presuroso posteo en Facebook, justo cuando trascendían las primeras señales de enojo en el entorno del jefe de la bancada kirchnerista en Diputados e hijo de la vicepresidenta.

En el texto que tituló "Ruido", Grabois recuerda que hace dos meses que no hacía declaraciones públicas "porque el sistema mediático (casi) siempre te caga".

"Hoy quise dar mi opinión sobre tres puntos: deuda externa, control de precios y situación de los pueblos originarios. Sin embargo, nada de eso quedó reflejado en los cinco principales portales opositores que reprodujeron un extracto de la entrevista de Radio con Vos", volvió a achacarle a los medios por las palabras que dijo y lo llevaron a estas disculpas.

Se quejó de que "sólo una cosa publicaron: la respuesta, torpe e imprudente, a la pregunta de un columnista". Y defendió sus dichos atacando a los medios, una vez más: "En tres casos, entrecomillando una frase que no dije", según publica Clarín.

En la misiva escribe que tanto con Cristina como con Máximo Kirchner tiene sus diferencias. "Cristina siempre ha sido clara en su programa: un capitalismo en serio con una fuerte industria nacional y regulaciones estatales que combine crecimiento económico con inclusión social", analizó.

"No es mi perspectiva, pero es infinitamente mejor al neoliberalismo y permite mejores condiciones para avanzar en la construcción de un humanismo revolucionario dónde seamos humanamente diversos, pero socialmente iguales", definió Grabois en su descargo en Facebook.

Además, confesó: "Sin duda es la política que ellos expresan la que menos ruido me hace, la que se identifica más con el ideario de mi generación y el Frente Patria Grande".

Grabois aseguró en el escrito que a la vicepresidenta "querían y quieren llevársela puesta" con la idea de "domesticar el movimiento nacional, popular y latinoamericano". "Lo mismo hicieron con Lula, Evo y Correa".

También aseguró que cree en su honestidad ("si no, no hubiera estado en Comodoro Py", recordó, cuando la acompañó a declarar). Pero reiteró que así y todo le hacen ruido "las desigualdades".

"También me hace ruido haber podido estudiar dos carreras en la universidad y que los hijos de mis compañeros no reciban una educación que les permita leer y escribir", se lamentó Grabois.

Y continuó enumerando: "Me hace ruido haber crecido en la abundancia mientras otros no tenían para comer. Me hace ruido tener un techo propio mientras otros que se esfuerzan más que yo no lo tienen".

Luego abundó en elogios. "Cristina, al menos por ahora, hizo infinitamente más que nosotros por los laburantes, la juventud y los humildes liderando un proceso de ampliación de derechos que nunca debemos olvidar".

De Máximo K resaltó: "Propulsó casi en soledad un impuesto a las grandes fortunas que permite, entre muchas otras cosas, que hoy 35 mil madres de los barrios populares puedan construir una nueva pieza en su vivienda para combatir el hacinamiento".

"Está empujando leyes como la de envases, cinturones hortícolas, acceso a la tierra, protección de personas en situación de calle ¿Cómo voy a querer dañarlos si cinchan por nuestra gente? Muy por lo contrario. Los reivindico. Mitad por lo que ellos son, mitad por los enemigos que tienen", concluyó en la carta de arrepentimiento.

En declaraciones a radio Con Vos, Grabois dijo que "a mí me hace ruido, a la base no". "Creo que la regeneración de la política necesita de un voto, no de pobreza, pero sí de simplicidad de vida". En ese sentido, remarcó que a él no le gusta "que haya políticos ricos", y agregó que ha hablado con la vicepresidenta y con su hijo Máximo sobre estas cuestiones.

En septiembre de este año, Máximo Kirchner declaró ante la Oficina Anticorrupción un patrimonio de 400.841.818,69 pesos. En 2020 sumó poco más de 100 millones de pesos a los bienes que había declarado tener en 2019, pese a que dijo no haber incorporado nuevos activos, y este año hizo un pedido ante la AFIP para pagar en cuotas el impuesto a las grandes fortunas que él mismo impulsó en el Congreso.

El hijo de Cristina Kirchner acumula la mayor fortuna de la familia. Depósitos en dólares, una caja de ahorro en la misma moneda, 25 propiedades (en su mayoría heredadas), y tenencia accionaria en tres empresas son parte de la fortuna del diputado del Frente de Todos, según consta en su última declaración de bienes.

Sin embargo, subrayó que "este tema no es un tema de la agenda de la gente, que está pensando en tener un techo, trabajo, salud, y no en estas cosas. Es parte del divorcio de la agenda de los políticos con la gente. Es un tema del morbo de buscar siempre la parte oscura, la parte negativa".

Que Pasa Ciudad

QuePasaCiudad.com es un medio independiente digital nacional.

Te puede interesar