La limpieza facial es un paso fundamental en nuestra rutina diaria de cuidado de la piel. Antes de aplicar cualquier crema o producto en nuestro rostro, es importante asegurarnos de que nuestra piel esté limpia y libre de impurezas. Pero, ¿cuál es el orden correcto para aplicar las cremas del rostro? En este artículo, te explicaremos paso a paso el orden adecuado para obtener los mejores resultados en tu rutina de limpieza facial antes y después.

1. Limpiador

El primer paso en nuestra rutina de limpieza facial antes y después es utilizar un limpiador adecuado para nuestro tipo de piel. El limpiador nos ayudará a eliminar el maquillaje, la suciedad y el exceso de grasa de nuestra piel, dejándola limpia y fresca. Es importante elegir un limpiador suave y sin ingredientes agresivos que puedan irritar nuestra piel.

2. Exfoliante

Después de limpiar nuestra piel, es recomendable utilizar un exfoliante para eliminar las células muertas y promover la renovación celular. El exfoliante nos ayudará a tener una piel más suave y radiante, además de prepararla para la absorción de los productos que aplicaremos a continuación. Es importante elegir un exfoliante suave y no utilizarlo más de dos veces por semana para evitar irritaciones.

3. Limpieza profunda extractiva

Si nuestra piel tiene puntos negros o impurezas más profundas, es recomendable realizar una limpieza profunda extractiva. Este paso consiste en utilizar productos específicos para extraer las impurezas de nuestra piel, como mascarillas o parches. Es importante seguir las instrucciones del producto y no abusar de este paso, ya que puede irritar nuestra piel si se realiza con demasiada frecuencia.

4. Tónico

Después de limpiar y exfoliar nuestra piel, es importante utilizar un tónico para equilibrar el pH de nuestra piel y prepararla para la absorción de los productos que aplicaremos a continuación. El tónico también nos ayudará a refrescar y tonificar nuestra piel, dejándola lista para recibir los beneficios de los productos posteriores.

Relacionado: Herpes labial: ¿La pasta de dientes es efectiva? Remedios caserosHerpes labial: ¿La pasta de dientes es efectiva? Remedios caseros

5. Activación manual (crema específica o crema base enriquecida con concentrados faciales)

Una vez que nuestra piel esté limpia y tonificada, es el momento de aplicar una crema específica o una crema base enriquecida con concentrados faciales. Estos productos nos ayudarán a tratar problemas específicos de nuestra piel, como arrugas, manchas o falta de luminosidad. Es importante elegir productos adecuados para nuestro tipo de piel y seguir las instrucciones de aplicación.

6. Activación aparotológica (si es necesario)

En algunos casos, es posible que necesitemos utilizar aparatos o dispositivos especiales para potenciar los efectos de los productos que aplicamos en nuestra piel. Estos aparatos pueden incluir cepillos faciales, rodillos de jade o dispositivos de microcorriente. Es importante seguir las instrucciones del fabricante y no abusar de estos aparatos para evitar irritaciones o daños en nuestra piel.

7. Mascarilla

Las mascarillas son un paso importante en nuestra rutina de limpieza facial antes y después. Las mascarillas nos ayudan a hidratar, nutrir y revitalizar nuestra piel, además de proporcionar beneficios específicos según el tipo de mascarilla que elijamos. Es recomendable utilizar una mascarilla una o dos veces por semana, siguiendo las instrucciones del producto y dejándola actuar durante el tiempo recomendado.

8. Acción hidratante

Después de utilizar una mascarilla, es importante aplicar una crema hidratante para mantener nuestra piel suave, flexible y protegida de los agentes externos. La crema hidratante nos ayudará a retener la humedad en nuestra piel, evitando la sequedad y la aparición de arrugas. Es importante elegir una crema hidratante adecuada para nuestro tipo de piel y aplicarla con suaves movimientos circulares.

9. Protección solar

La protección solar es un paso fundamental en nuestra rutina de limpieza facial antes y después. La exposición al sol puede causar daños en nuestra piel, como quemaduras, manchas y envejecimiento prematuro. Es importante utilizar un protector solar con un factor de protección adecuado para nuestro tipo de piel y aplicarlo generosamente en todas las áreas expuestas al sol.

10. Sérum

Después de hidratar nuestra piel, es recomendable utilizar un sérum para potenciar los efectos de los productos que aplicamos anteriormente. Los sérums son productos concentrados que contienen ingredientes activos que nos ayudan a tratar problemas específicos de nuestra piel, como arrugas, manchas o falta de luminosidad. Es importante elegir un sérum adecuado para nuestro tipo de piel y aplicarlo con suaves movimientos ascendentes.

Relacionado: Como usar crema concha nácar: beneficios y usosComo usar crema concha nácar: beneficios y usos

11. Contorno de ojos

El contorno de ojos es una zona delicada y sensible que requiere cuidados especiales. Es recomendable utilizar un producto específico para el contorno de ojos, que nos ayudará a tratar problemas como ojeras, bolsas o arrugas. Es importante aplicar el producto con suaves toques y evitar estirar o frotar la piel alrededor de los ojos.

12. Hidratación

Después de aplicar el sérum y el contorno de ojos, es importante volver a hidratar nuestra piel con una crema hidratante. La hidratación nos ayudará a mantener nuestra piel suave, flexible y protegida de los agentes externos. Es importante elegir una crema hidratante adecuada para nuestro tipo de piel y aplicarla con suaves movimientos circulares.

13. Protección solar (si es necesario)

Si vamos a exponernos al sol durante el día, es importante volver a aplicar protector solar para mantener nuestra piel protegida. La protección solar nos ayudará a prevenir los daños causados por los rayos UV, como quemaduras, manchas y envejecimiento prematuro. Es recomendable utilizar un protector solar con un factor de protección adecuado para nuestro tipo de piel y aplicarlo generosamente en todas las áreas expuestas al sol.

14. Exfoliación (semanal)

Además de la exfoliación regular en nuestra rutina diaria, es recomendable realizar una exfoliación más profunda una vez por semana. La exfoliación semanal nos ayudará a eliminar las células muertas y promover la renovación celular, dejando nuestra piel más suave y radiante. Es importante utilizar un exfoliante suave y seguir las instrucciones del producto para evitar irritaciones.

15. Mascarilla (semanal)

Además de las mascarillas regulares en nuestra rutina diaria, es recomendable utilizar una mascarilla más intensiva una vez por semana. Esta mascarilla nos ayudará a hidratar, nutrir y revitalizar nuestra piel en profundidad, proporcionando beneficios específicos según el tipo de mascarilla que elijamos. Es importante seguir las instrucciones del producto y dejar actuar la mascarilla durante el tiempo recomendado.

El orden correcto para aplicar las cremas del rostro en nuestra rutina de limpieza facial antes y después es el siguiente:

Relacionado: Piercing nariz infectado: cómo curar el bulto y evitar complicacionesPiercing nariz infectado: cómo curar el bulto y evitar complicaciones
  1. Limpiador
  2. Exfoliante
  3. Limpieza profunda extractiva
  4. Tónico
  5. Activación manual (crema específica o crema base enriquecida con concentrados faciales)
  6. Activación aparotológica (si es necesario)
  7. Mascarilla
  8. Acción hidratante
  9. Protección solar
  10. Sérum
  11. Contorno de ojos
  12. Hidratación
  13. Protección solar (si es necesario)
  14. Exfoliación (semanal)
  15. Mascarilla (semanal)

Recuerda que cada piel es única y puede requerir productos y pasos adicionales según sus necesidades. Es importante escuchar a nuestra piel y adaptar nuestra rutina de limpieza facial antes y después según sus necesidades específicas. ¡No olvides consultar a un dermatólogo si tienes dudas o problemas específicos en tu piel!